Feeds:
Entradas
Comentarios

si

220 artistas, investigadores, escritores, gestores y trabajadores de la cultura en el Caribe Colombiano han suscrito esta declaración que fue firmada inicialmente por 76 destacados actores culturales de la región. A ella se sumaron 144 Firmas más para ratificar que DESDE LA CULTURA DEL CARIBE SE APOYAN LOS ACUERDOS DE LA HABANA.

 

Los abajo firmantes:

A los equipos negociadores del gobierno de Colombia y las Farc-EP, así como a las delegaciones de los países garantes les hacemos llegar nuestro sincero agradecimiento por la feliz terminación de los Diálogos de La Habana, luego de más de tres años de búsqueda de un acuerdo definitivo. Nos complace que Cartagena de Indias haya sido escogida para el gran acto de su firma.

El Caribe colombiano, a pesar de su vocación pacifista, fue víctima del conflicto armado; vivió en carne propia las crueldades de la guerra y sufrió los crímenes y el inhumano desplazamiento de sus seres queridos. Por ello nuestro agradecimiento a quienes le han dado al país la posibilidad de alejarse del conflicto. Con esos acuerdos se confirma el fracaso de las opciones guerreristas en las dos orillas del enfrentamiento, para que finalmente ganemos todos con la declaración de NUNCA MÁS.

Luego de la lectura de los detallados Acuerdos, nos sumamos a la campaña nacional por el SÍ en el plebiscito del 2 de octubre próximo.

Iremos a las urnas pensando en el mañana. Con el deseo de perdonar a las partes que hicieron tanto daño; con la aspiración de sanar y de rehacer territorios y sociedades fracturados; y con la certeza que desde nuestro campo de acción, la cultura, haremos una contribución a la paz de Colombia.

Ahora sí, pongámonos la mano en el corazón y vayamos a votar por el SÍ.

1.        Alberto Abello Vives

2.       Edgar Rey Sinning

3.       Roberto Burgos Cantor

4.      Ramón Illán Bacca

5.       Rómulo Bustos Aguirre

6.      Álvaro Restrepo

7.       Gina Ruz Rojas

8.      Laura García

9.       Weildler Guerra Curvelo

10.    Claudia Mosquera Rosero-Labbé

11.     Ariel Castillo Mier

12.    Jaime Abello Banfi

13.     Gloria Triana

14.    Cristo Hoyos

15.     Jaime García Márquez

16.    Álvaro Medina

17.    Alfonso Suárez

18.    Teresa Sánchez

19.    Cristo Figueroa

20.   Hazel Robinson

21.    Lola Salcedo

22.   Sergio Paolo Solano

23.    José Polo Acuña

24.   Jorge Nieves Oviedo

25.    Rafael Vergara Navarro

26.   Augusto Otero Herazo

27.   Gustavo Tatis

28.   John Jairo Junieles

29.   Roicer Flórez

30.   María Eulalia Arteta

31.     Fernando Herrera Araujo

32.    Josefina Castro

33.    Patricia Iriarte

34.   Lucy Amalia Gómez

35.    Joaquín Viloria

36.   Manuel Zúñiga

37.    María Victoria Saade

38.   Celso Castro Daza

39.    Germán Bustamante Patrón

40.  Priscila Celedón

41.    Isabel Cristina Ramírez

42.   Carla Celia

43.   John Narváez Escudero

44.  Lissette Urquijo

45.   Patricia Ojeda

46.  Rafael Ortiz

47.   María Cecilia M Causland

48.  María Luisa M Causland

49.   Rafael Pizarro O Byrne

50.   Manuel Lozano

51.     Rubén Egea

52.    Eloísa Berman

53.    Julio Marino Barragán

54.   Ana Cecilia Yances

55.    Saia María Vergara

56.   Alicia Padilla

57.    Martha Amor

58.   Nazly Mulford

59.    Sonia Burgos

60.  Ramsés Ramos

61.    Harold Ospina

62.   Ricardo Cabarcas

63.   Sandra Mendoza

64.  María Teresa Escobar

65.   Jaime Palmera Pineda

66.  Manuel Ernesto Rodríguez

67.   Rafael Rodríguez Guerra

68.  Alexandra Guerra

69.   Patricia Ruiz Acero

70.   Rafael Bassi Labarrera

71.    Iliana Restrepo

72.   Leonardo Donado

73.    Etna Bayona

74.   Libardo Barros

75.    Olga Barrios

76.   Natividad López

Ver 144 firmas más.

Agrega aquí tu firma.

La felicidad

Foto fiestas 2005- Gina Ruz_0La felicidad de los pobres parece

la gran ilusión del carnaval

la gente trabaja el año entero

por un momento de sueño

para vivir la fantasía

de ser rey, o pirata, o jardinera

y todo habrá terminado el miércoles.

La tristeza no tiene fin, la felicidad sí.

(A felicidade, Vinicius de Moraes).

 

Así le canta un poeta brasilero, en esta canción memorable, a la felicidad y a la tristeza, con un símil del carnaval, tan vital en su natal Río de Janeiro.

Termina una nueva temporada de carnavales en el mundo, entre ellos el de Barranquilla, que vive las tensiones entre tradición y espectáculo, fiesta pública e intereses privados, cultura y negocio. Mientras tanto, en Cartagena, vuelven a soplar vientos favorables para la revitalización de su máxima celebración, las Fiestas de Independencia.

Un tiempo de gozo, un éxtasis compartido. Eso es la fiesta. Es creación, imaginación, libre expresión. Para muchos es también el instante en el que se cumple un sueño luego de meses de trabajo -que también es gozo- para que el sueño vuelva a comenzar.

La felicidad de un maquillador, es que su obra para un disfraz, o su creación sobre el rostro de un danzante, sea intervenida sólo por el sudor de la faena y no por harina, agua o espumas.

Para un músico, la felicidad consiste en que su interpretación pueda ser bailada y disfrutada a plenitud, que no se ahogue con el estruendo de parlantes, o del ruido rodante de camiones con locutores de moda o efímeras estrellitas de televisión en sus quince minutos de gloria.

El bailarín, el disfrazado, que han invertido tiempo, esfuerzo y talento en preparar su participación en la fiesta, encuentran la felicidad en el aplauso del público, en la foto con el transeúnte, en el respeto de los organizadores, en el reconocimiento de su comunidad.

Para el portador de la tradición musical o dancística, la felicidad es vivir su cultura y ser reconocido en ella. Sin verse suplantado por el famoso de temporada, opacado por las lentejuelas y la fantasía, o por la publicidad apabullante del que pone dos o mil pesos y ya se cree dueño de la fiesta.

La felicidad del organizador es haber seleccionado y apoyado lo mejor, tener un presupuesto digno para lograrlo, aliados y patrocinadores en sintonía, interpretar el querer de su ciudad y que sus habitantes se sientan orgullosos de su fiesta.

Para el público, la felicidad es ver la creatividad y la pasión dando frutos cada año. Es ser testigo de la diversidad, la variedad, la tradición, y también la novedad. Gozar de la alegría no estratificada. Encontrarse en paz con el vecino, con el visitante. Disfrutar en familia, y comenzar a soñar cómo puede ser, al año siguiente, protagonista.

Columna publicada en El Universal el 19 de febrero de 2016.